El término “mano catastrófica” en la lesión de Bruno Hortelano

Tras la lesión sufrida por el velocista español Bruno Hortelano, salto a los medios de comunicación el uso del término de “Mano catastrófica” es utilizado en el ámbito de las urgencias médicas para definir un grupo de lesiones muy heterogéneo, por lo que su utilización, más que ayudar, sirve para confundir.

En las unidades de microcirugía de mano traumática ( Hand Trauma Center – Hospital Intermutual de Levante ) , los cirujanos plásticos, estamos habituados al manejo de lesiones complejas de mano ( huesos, nervios, vasos, tendones, cobertura de partes blandas- piel ) por lo que para hacernos una idea más aproximada del tipo de lesión y las necesidades quirúrgicas, es más conveniente realizar una descripción de la lesión de cada uno de estos elementos o bien remitir una fotografía de la lesión.

Dentro de las lesiones consideradas como mano catastrófica están las amputaciones digitales, multidigitales o macroamputaciones ( mano, antebrazo ), en las cuales tiene una gran importancia para el pronóstico, el modo y medio de remisión de la parte amputada.

Para remitir una parte amputada para que pueda ser reimplantada ( dedo, mano ),  debemos seguir unas pautas y no cometer ciertos errores.  Primero, limpiar la pieza con suero ( o agua abundante ) para eliminar restos telúricos ( tierra ) o hierbas ; segundo, envolver la pieza con un paño limpio y algo húmedo; tercero, introducir la pieza envuelta dentro de una bolsa o un recipiente hermético; Cuarto, introducir esta bolsa o bote dentro de otro de mayor tamaño con agua fría con algún cubito de hielo para mantenerlo todo frio pero SIN congelarlo; Quinto, remitir rápidamente a un centro especializado en reimplantes. Un error muy común y que causa la quemadura por contacto es aplicar el hielo directo a la pieza amputada, y provoca que el reimplante no se pueda realizar.

dedo